jueves, 10 de agosto de 2017

"TEMPUS FUGIT"

Tempus fugit. Y todos lo sabemos. Vértigo... inseguridad... indecisión... afianzamiento... realidad... Y encima para atraparlo en su loca carrera hacia adelante empleamos falsos guardianes, los relojes, que ¿lo encadenan? o ¿nos encadenan? ¿Y si viéramos el tiempo de... otra forma? ¿El resultado para nuestra vida sería el mismo?... No os creáis nada. Un texto serio para una boutade hacia adelante.
"Tempus fugit"
Y si te gustó... o no, y me quieres dejar un mensaje... siempre es alentador saber que alguien está al otro lado.
Que lo disfrutes.

22 comentarios:

  1. Un amigo me dijo que eliminó los relojes de su vida y se dedicó a hacer lo que en el momento le place, que disfruta más y se preocupa menos
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sano y loable propósito que la mayoría alguna vez nos planteamos... pero que muy pocos logran hacer suyo sin perder un ápice de su identidad. Gracias por hacerte presente.

      Eliminar
  2. Está bien el planteamiento, ahora mismo dejaba yo un comentario con esa frase.
    Encantada de leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy. Tendremos más oportunidades mutuas de leernos.

      Eliminar
  3. Yo siempre he detestado llevar reloj, ahora con el móvil, lo uso lo menos posible. Muy buena selección de todos los tipos de los que disponemos para "encadenarnos" saludos jueveros 😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya desde la mitología clásica el encadenamiento al tiempo ha sido una constante en nuestra existencia contra la que luchamos... habitualmente con poco éxito... ¡No desfallecer es tarea de titanes!

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me has recordado al cuento de Cortazar 'Instrucciones para dar cuerda a un reloj'. Uso reloj, pero lo justo y necesario, creo que es importante no volver obseso con el tiempo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Roxana. Pero es tan difícil como la certeza de estar vivos...

      Eliminar
  5. En verdad el reloj nos encadena, yo procuro ignorarlo, aunque lo lleve conmigo en mi muñeca.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevarlo en la muñeca... ¡gran acierto de quien así lo inventó!, a pesar de la paradoja que supone sentirse atado desde la creencia de que somo libres dentro de él.

      Eliminar
  6. Actualmente los físicos cuánticos están en plenos debate sobre lo que se denomina la flecha del tiempo, es decir, si el tiempo como entidad física puede ser reversible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre Cupido y sus flechas... y la Relatividad de Einstein... ¡difícil elección! La primera nos hace creer lo que queremos ser. La segunda nos ofrece la certeza de imposibles aún por descubrir. ¡Complicado!

      Eliminar
  7. Una vrz oí que la vida es como un reloj de arena que tiene la parte de arriba en negro y no puedes saber cuanta arena queda. Así que supongo que lo importante es que haces con el tiempo que tienes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Pikxi. El futuro aún no siendo nuestro, es lo único que nos queda para sentirnos protagonistas. Otra cosa es el resultado. Lo que es cierto es que "moriremos en el intento".

      Eliminar
  8. Yo desde que me jubile me quite el reloj, es cierto que he vivido muuuchisimos años encadenada a el

    ResponderEliminar
  9. Siempre me costo dormir con el tic tac, el relog electronico no era mucho mejor. Odio los relojes sobre todo en las noches de espera, como tu dices es preferible seguir un ritmo biologico impuesto solo por lo que nos pide nuestro cuerpo o nuestra intuición. Tu relato donde se mezclan varias historias me ha encantado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Inma. Lo biológico, lo que sale de dentro... puede ser una linda metáfora en la que sumergirnos y avanzar hacia donde queramos.

      Eliminar
  10. Los relojes nos encadenan, pero ¿Qué pasaría si cada uno de nosotros decidiera prescindir de ellos? todo sería un caos. Poder prescindir del reloj es solo un lujo al alcance de muy pocos.
    Muchas gracias por participar ha sido un placer leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo. El reloj es un simple artilugio, el tiempo una realidad. El problema es nuestro compromiso con la acotación precisa del tiempo al servicio de intereses: nuestros o de los otros...

      Eliminar
  11. Muy bien planteado el relato y como ya habeís comentado, vivir sin controlar el tiempo y el reloj es algo dificil o casi imposible.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias San. Perdón por responderte tan tarde, llevo un tiempo sin venir al escritorio.

      Eliminar